RESTITVT ORBIS de la 8ª oficina del taller de Antioquía

Antoniniano de vellón acuñado en Antioquía en 280 

Anverso: IMP C M AVR PROBVS P F AVG. Busto radiado y revestido a la dererecha.

Reverso: RESTITVT ORBIS. Mujer estante a la derecha ofreciendo una guirnalda a Probo, estante a izquierda. Entre ambos personajes,  H (eta). En exergo,  XXI.

Metrología: Diámetro: 20 mm. Peso: 4,40 gr. Posición de cuños: 12 horas.

Catálogo general: RIC 925-C, Cayon 95. Cohen 509-c

Notas: Pertenece a la 2ª emisión de la octava oficina, señalada en el reverso por H (eta = 8).


Comentarios

La producción del taller de Antioquía es bastante floja. El estilo es muy rudo, casi podríamos decir “picassiano” en algunos ejemplares. El arco de la ceja y el perfil, por ejemplo, se tratan de manera muy rígida, a veces incluso esquemática, según los cuños. La titulación de derecho del anverso siempre es larga. 

De una tipología muy pobre, solamente presenta tres tipos de reverso: el emperador recibiendo un globo de Júpiter, el emperador recibiendo un una Victoria, y el emperador recibiendo una corona de una mujer o quizás de Tyché (Fortuna), que es el que estamos glosando. 

Este taller sólo produjo dos emisiones en las que estuvieron activas nueve oficinas, señaladas en los reversos por las letras griegas A, B, Γ, Δ, ε, ζ, Z, H y εΔ. La datación de estas dos emisiones es todavía incierta, aunque si seguimos a Pink corresponderían a los años 276 (comienzo del reinado), y 280, a la que pertenece la moneda que mostramos aquí. El resto del reinado de Probo este taller estuvo inactivo. 

Una particularidad de este taller para terminar. En esta ceca, ocurre una cosa muy curiosa con respecto a la novena oficina. El numeral griego que le correspondería, y que debiera aparecer en el campo del reverso para identificarla, es theta , que se escribe Θ (= 9), pero jamás la usaron, sino que pusieron siempre ϵ Δ, épsilon delta, o sea 5 + 4 = 9. ¿La razón? Probablemente era por superstición: Θ es la primera letra de la palabra griega θανατος que significa muerte.

Deja un comentario