Archivo de la categoría: Taller de Trípolis

CLEMENTIA TEMPORVM del taller de Trípolis, 1ª emisión

Antoniniano de vellón acuñado en Trípolis en 276 

Anverso:  IMP C M AVR PROBVS P F AVG. Busto con corona radiada, drapeado y con coraza a la derecha. Tipo C

Reverso: CLEMENTIA TEMP· (punto). Emperador estante a la derecha llevando centro coronado por águila recibe un globo de Júpiter, estante a la izquierda llevando cetro. En exergo, KA y en campo T

Metrología:  Diámetro23 mm.   Peso 4,20 g.    Posición de cuños:  5 horas.

Catálogo: RIC 927

Notas:  Pertenece a la primera emisión del año 276 de la  3ª oficina de Trípolis.

Ejemplar comentado: Ex Daniel Zufahl Numis Matic (DZNM), Munich.

 Comentarios

La producción del taller de Trípolis no es muy abundante y, como hemos apuntado en una anterior entrada, solo realizó dos emisiones. Esta moneda pertenece a la primera emisión del año 276 y presenta, por tanto, uno de los primeros retratos de Probo en la numismática con las características propias de este taller oriental. Floriano acababa de morir y Probo, que se encontraba en Siria con su ejército,  era ya el único señor del imperio, aunque faltaba la ratificación del Senado.  Esta emisión probablemente es complementaria de las contemporáneas de Antioquía y parece estar claro que está relacionada con la necesidad de numerario para pagar al ejército. Ese mismo año Probo partiría hacia Roma, sin dejar tropas en oriente, por lo que el taller cerraría sus puertas hasta el año 280, en el que Probo pasaría por la ciudad camino de Egipto para combatir a los blemios.

Trípolis solo acuñó antoninianos con leyenda de  reverso CLEMENTIA TEMP (a veces seguida de un punto, como en este caso). La iconografía del reverso también es siempre la misma. Júpiter aparece entregando un globo al  emperador. Aunque el mensaje, para mi, está claro,  la combinación leyenda-iconografía no es original en la numismática romana. Existe un precedente en la amonedación de Tácito que acuñó antoninianos con este mismo reverso; y también lo hizo Floriano, aunque éste obviamente no es un precedente.

Antoniniano de Tácito RIC 210. Imagen Cortesía de CNG – ACSerch.info

Los romanos adoraron a la Clemencia como una diosa y le erigieron un templo conmemorativo de la clemencia de Julio César para con sus enemigos, según la noticia de Plutarco (Jul. LVII, 3 2), y que aparece en un denario de L. Sepullis Macer con la leyenda CLEMENTIAE CAESARIS:

 

Templo de la Clemencia de César. Denario. Romma, 44 aC. Imagen cortesía de www.denarios.org

Leyendas con CLEMENTIA encontramos también en acuñaciones de Tiberio, Vitelio, Antonino Pío o Adriano.

Pero, como decíamos, el precedente de estos tipos de Probo se encuentra en antoninianos de Tácito. La moneda hace alusión a la CLEMENTIA TEMPORVM, la clementia de los nuevos tiempos que es la política que el nuevo emperador piensa instaurar, como opuesta a la de la exterminatio de sus adversarios derrotados. Para nosotros el mensaje es claro. El emperador obtiene el poder de Júpiter -y así lo observamos en este reverso-  quien se lo entrega simbolizado en el globo -símbolo del poder sobre todo el orbe terrestre- que cambia de la mano derecha del dios a la del victorioso general, que lleva en la otra mano un cetro coronado por el águila imperial. Faltaría aún la ratificación del Senado, pero Probo era el elegido de los dioses y ofrecía misericordia a quienes hasta ese momento se le habían opuesto, apoyando a su rival Floriano. La ratificación del Senado era obligada.

Probo recibe un globo de Júpiter. Detalle del reverso.

Taller de Trípolis

Taller de Trípolis 

(actualmente Trípoli, norte de Líbano, no confundir con la capital de Libia).

Esta ceca, que estuvo activa durante los principados de Aureliano y Tácito, produjo  una estimable cantidad de antoninianos bajo el imperio de Probo usando únicamente un tipo de reverso con leyenda CLEMENTIA TEMP (a veces seguida de un punto). En general, las acuñaciones producidas en Trípolis son relativamente escasas pues solo representan una mínima parte de las acuñaciones de Probo. El estilo de este taller es fácilmente reconocible por sus bustos: la cabellera, la oreja y el arco de la ceja,  son tratados de una manera bastante ruda, incluso burda a veces. El emperador aparece invariablemente drapeado y con corona radiada, que a veces deja ver la coraza bajo el manto. El arte es oriental y recuerda a los tipos de Antioquía, pero los bustos son mayores, ocupan una mayor parte del campo, y las letras de las leyendas son mucho menos regulares.

Solamente hubo dos emisiones de datación incierta y únicamente estuvieron activas tres oficinas. Las dos primeras oficinas utilizan símbolos como marca de oficina  (* -estrella- y un creciente). La tercera oficina utiliza de manera más habitual la letra latina T (tertia officina). Para la segunda emisión, la segunda oficina cambia la marca (creciente) por una corona.

En algunas series, el cetro del emperador aparece terminado en un águila mientra que en otras es rematado por una corona.

Ric 927  (detalle del busto)